Estadio Nacional de aniversario


El estadio Nacional cumple 60 años de inaugurado, en los cuales han pasado las mejores selecciones de fútbol del planeta, así como grandes deportistas nacionales y extranjeros que han dejado grabado su huella en el Coloso de “José Díaz” nombre con el que también se le conoce a este histórico monumento del deporte.  

En 1951, el presidente de la Sociedad de Beneficencia de Lima, Miguel Dasso, alentó la construcción de un nuevo estadio para reemplazar al Antiguo “Nacional” de madera. El general Manuel A. Odría, presidente del Perú, decidió apoyar la iniciativa y promovió la construcción de un gran Estadio Nacional para albergar el Campeonato Sudamericano de Fútbol de 1953.

De esta manera, se demolió el viejo estadio de los ingleses (que quedó en la memoria futbolística peruana con el apelativo de "Antiguo Estadio Nacional" y sus tribunas de madera fueron destinadas al estadio "Lolo Fernández" del club Universitario de Deportes.

En el proyecto, el nuevo estadio tendría capacidad para 50 mil espectadores y sería íntegramente de cemento. Las dos tribunas populares (Norte y Sur) albergaban un promedio de 15 mil espectadores cada una y las preferenciales (Occidente y Oriente) contaban con tres bandejas (alta, media e intermedia). El estadio fue construido a todo ritmo durante los años 1951 y 1952.

El jueves 23 de octubre de 1952, unos 10 mil aficionados fueron espontáneamente al aún no inaugurado estadio nacional para ver a la selección peruana que se preparaba para jugar la Copa América de 1953 en Lima.

El 27 de octubre, más de 50 mil almas llenaron las cuatro tribunas para asistir a la ceremonia inaugural. Era lunes y 18 de las 33 puertas del estadio se abrieron al mediodía. A las 16:30 llegó el presidente Odría acompañado de su segundo vicepresidente, Federico Bolognesi. El día de la inauguración, Edwin Vásquez, medalla de oro olímpica en tiro, portó la bandera nacional; lo seguían Lolo Fernández, Daniel Carpio, Luis Alberto Sánchez, Gerardo Salazar y Julia Sánchez.

Finalmente, se jugó el primer partido en la nueva cancha: la selección peruana, que dirigía el inglés William Cook, se dividió en dos equipos, el blanco y el rojo. Ganaron los primeros por 2-1 con goles de “Tito” Drago y Gilberto Torres; descontó Reyes.

Otro suceso importante sucedió el 30 de agosto de 1953, cuando se despidió del fútbol profesional “Lolo” Fernández. Tenía 41 años cuando salió a la cancha para jugar el clásico frente a Alianza Lima. Al final, la “U” ganó 4-2 con tres goles de “Lolo” quien provocó que los hinchas bajasen a la cancha y pasearan en hombros al gran cañonero.

Alfredo Di Stéfano fue la primera gran estrella que jugó en el Nacional vistiendo la casaquilla de España que venció a Perú por 3-1. Fue el 10 de julio de 1960. Al año, siguiente, el 20 de mayo de 1961, Bobby Moore y Bobby Charlton llegaron con Inglaterra y golearon a la selección nacional por 4-0.

El 24 de mayo de 1964 se produjo la mayor tragedia deportiva que se recuerde y que cobró la vida de 327 personas que hallaron la muerte, en las puertas cerradas de las tribunas de Oriente y Norte, huyendo de los gases lacrimógenos arrojados por la policía que era dirigida por el comandante Jorge de Azambuja.

Ese día, Perú y Argentina jugaban un partido clasificatorio para las olimpiadas de Tokio. El árbitro uruguayo Ángel Eduardo Pazos anuló, a los 84’, un gol a Víctor “Kilo” Lobatón supuestamente por planchar la bola ante el zaguero Bertolotti; eso caldeó los ánimos en las cuatro tribunas del estadio. Había 47,157 espectadores esa tarde. Los de norte zarandeaban la alambrada; los de Oriente destrozaban los asientos de madera y los lanzaban al campo; los de Sur prendían fogatas.

El árbitro dio por terminado el encuentro por falta de garantías y de la tribuna de Oriente saltó a la cancha Víctor Campos, más conocido como el “Negro Bomba”, que alcanzó al juez y le propinó un golpe. La policía tumbó al hincha y lo golpeó. Viendo la agresión, los aficionados, convertidos en turba, trataron de llegar al gramado y la policía disparó los gases lacrimógenos. Tras la tragedia, el aforo del estadio fue rebajado de 50 mil a 45 mil espectadores para mejorar los sistemas de seguridad.

El 19 de febrero de 1965, el rey Pelé llegó a Lima a jugar por el Santos contra la “U” por la Copa Libertadores de América. Los cremas perdieron 2-1.

El 11 de noviembre de 1965 en “La Bombonera”, Mauro Mina realiza su última pelea profesional, venciendo por puntos al italiano Piero Del Papa, con un record de 58 peleas: 52 ganadas (25 KOs), 3 perdidas y 3 empates.

El 17 de mayo de 1972, el Estadio Nacional vivió por vez primera una final de la Copa Libertadores. Universitario e Independiente de Avellaneda empataron a 0 goles. El cuadro merengue era dirigido por el uruguayo Roberto Scarone y destacaban el portero Horacio Ballesteros, Héctor Chumpitaz, Rubén Techera, Percy Rojas, “Cachito” Ramírez y Juan José Muñante.

La noche del 26 de marzo de 1977 la selección peruana derrotó a la de Chile 2-0 por las eliminatorias al mundial de argentina 78 y clasificó junto a Brasil y Bolivia a la Liguilla de Cali. Esa noche los goles fueron marcados por Hugo Sotil y Juan Carlos Oblitas. Culminado el encuentro, el general Francisco Morales Bermúdez, Presidente de la República, bajó a la cancha, se puso la camiseta del capitán Julio Meléndez y entonó, junto a los jugadores, el himno nacional.

En la década del ’70 compitieron en la pista de ceniza, pulverizando las marcas nacionales en varias ocasiones, atletas como Edith Noeding, Fernando Acevedo, Alfredo Deza, Carmela Bolívar y el saltador Roberto Abugattas  

El 6 de septiembre de 1981 la selección peruana lograba su clasificación a un mundial (España 82) jugando en el estadio nacional: empató 0-0 con Uruguay. Ese mismo día, Héctor Chumpitaz se despedía de la selección y fue paseado en hombros vestido con la bandera peruana.

El 18 de diciembre de 1981 otra estrella del fútbol mundial llegó al Estadio Nacional: Diego Armando Maradona jugó por Boca Juniors ante Universitario: los cremas ganaron 1-0 con gol de Walter Escobar. Hugo “Cholo” Sotil reforzó a los cremas y Germán Leguía se convirtió en la figura del partido.

El 26 de junio de 1985, la selección peruana derrotó 1-0 a Argentina con gol de Juan Carlos Oblitas, en partido correspondiente a las eliminatorias de México ’86. La nota peculiar fue el encargo del técnico Roberto Chale, quien mandó a Lucho Reyna a marcar a Maradona. Esta marca fue peculiar, pues el peruano nunca se despegó del argentino y no lo dejó jugar, quedando grabada en la historia del fútbol peruano.

En octubre de 1988, la selección femenina de voleibol, ganadora de la medalla de plata en las olimpiadas de Seúl, fue recibida apoteósicamente en el Estadio Nacional. Recorrió en un camión decorado para la ocasión toda la pista de ceniza del estadio, recibiendo aplausos desde las cuatro tribunas que se encontraban abarrotadas de público.  

El 6 de agosto de 1997 el estadio vivió otra final de la Copa Libertadores: Sporting Cristal y Cruzeiro de Brasil igualaron a 0 goles. En el equipo celeste era dirigido por el uruguayo Sergio Markarián. El 30 de julio, una semana antes habían conseguido la hazaña al vencer en el Nacional 4-1 a Racing Club, en la semifinal del torneo. Anotaron Bonnet, Rivera y Solano.

El 12 de enero del 2009, mediante decreto de urgencia 004-2009, se incluyó el Proyecto Rehabilitación, Remodelación y Equipamento del Estadio Nacional dentro del Programa Nacional de Recuperación de las Instituciones Educativas Públicas Emblemáticas y Centenarias.

El Estadio Nacional fue reinaugurado el 24 de julio de 2011 con un partido amistoso entre las selecciones Sub-20 de Perú y España, el cual terminó empatado 0-0. Estuvo presente en la ceremonia el Presidente Alan García, bajo cuyo mandato se aprobó el proyecto para modernizar el recinto.

Fuente [IPD]

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sergio Markarián se prepara para decir adiós: "los voy a extrañar"

Escuela Municipal del Deporte de Cajamarca inició sus actividades

Todos los deportes en un mismo sitio